domingo, 14 de octubre de 2012

DURANTE JURAMENTACIÓN DE NUEVOS MINISTROS, CHÁVEZ EXIGIÓ EFICIENCIA Y SEGUIMIENTO

Chávez pidió a los investidos no dar reposo a sus brazos ni descanso a sus almas en la lucha por la transformación del viejo Estado capitalista y burgués en uno socialista garantista de derechos.
Este sábado en la tarde, el presidente de la República, Hugo Chávez, juramentó en el Palacio de Miraflores a los seis nuevos ministros de su tren ejecutivo y a quien ahora fungirá como vicepresidente de la República y seguirá momentáneamente al frente de la Cancillería, Nicolás Maduro Moros. 

Néstor Luís Reverol tendrá bajo su responsabilidad la cartera de Relaciones Interiores y Justicia, el periodista Ernesto Villegas se encargará del ministerio para la Comunicación e Información, la almirante Carmen Meléndez dirigirá el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno, Cristóbal Francisco asumirá Ambiente, Juan Carlos Loyo vuelve a tomar las riendas de Agricultura y Tierras. Finalmente Aloha Núñez es la nueva ministra para los Pueblos Indígenas, en sustitución de Nicia Maldonado, quien ahora optará a la gobernación del estado Amazonas. 

Durante el acto de juramentación, Chávez pidió a los investidos no dar reposo a sus brazos ni descanso a sus almas en la lucha por la transformación del viejo Estado capitalista y burgués en uno socialista que reivindique los derechos de los venezolanos, tal como reza la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Luego tomó la palabra Elías Jaua Milano, quien hasta hace unas horas y durante dos años y ocho meses fue vicepresidente de la República. Agradeció a Chávez "tanto apoyo", dijo que uno de las mayores satisfacciones con la que parte a desempeñar otras funciones "en la primera línea de batalla, la calle" es haber sido puente entre el Presidente y los más diversos colectivos sociales orgnizados. Admitió que una de sus deudas es la falta de seguimiento: "pido perdón, no tuve tiempo ni equipo". 

"La unidad y la paz de nuestro país, ahora que tanto se habla de diálogo y reconcilación, solo se puede lograr si aquí sigue un presidente como lo decidió el pueblo venezolano el 7 de octubre, que sea independiente de los poderes económicos, nacionales y transnacionales, como lo es usted, Presidente", manifestó Jaua en un emotivo discurso de despedida y agradecimiento. Destacó que le tocó afrontar la crisis eléctrica y la emergencia ocasionada por las lluvias en 2010, situaciones éstas de las que la nación salió airosa, "bajo su conducción y bajo su voluntad (presidente Chávez), para proteger a nuestro pueblo, y llevar a nuestro país por el sendero de la victoria". 

Seguidamente intervino Nicolás Maduro. "Hemos vivido una escuela de formación (...) Hoy me está colocando en un puesto de lucha y de mucha responsabilidad". 

En su discurso, el presidente Chávez insistió en la necesidad de la máxima eficiencia gubernamental, en el seguimiento de las políticas públicas y en la activación de una estrategia comunicacional más efectiva, orientada a difundir los logros y avances del gobierno bolivariano.

"El Despacho de la Presidencia debe ser el primer ente de seguimiento de las decisiones, de las instrucciones, de los planes, de los programas, secundado por la Vicepresidencia y otros órganos", consideró.

"La primera Almiranta en la historia venezolana, era viceministra hasta anoche, en el ministerio de la Defensa", recordó Chávez. "Carmen, Bienvenida. Estoy seguro que vamos con tu experiencia, vamos a lograr uno de los restos, de los desafíos de este nuevo gobierno, aumentar a la enésima potencia, la eficiencia de la gestión, en todos los sentidos", agregó Chávez.

Pidió desplegar una ofensiva comunicacional en todos los niveles de gobierno, desde lo micro hasta lo macro, para hacer frente a los ataques y tergiversaciones de la burguesía que niega o minimiza las conquistas y obras del gobierno.

"No es que sea mala nuestra política, no es que sean malos nuestros programas de televisión, pero nos concentramos en un tema y no salimos de ahí", expresó Chávez en un discurso de profunda autocrítica.

Para el logro del nuevo objetivo encomendado, propuso incluir a los medios comunitarios y emplear otros mecanismos de difusión como carteleras y esquinas calientes de las comunidades.

Tras su juramentación, Ernesto Villegas dijo que hay “que hablarle al país más allá de los convencidos de la revolución bolivariana, a la población en general que necesita, requiere y tiene el derecho a estar informado y en esa dirección vamos a trabajar". "Tenemos que revisar lo que comunicamos, es probable que estemos hablándole demasiado a los convencidos, y debemos ir más allá, a toda Venezuela". 

"Estoy seguro que contaremos con la cooperación de todas y todos los colegas. Este gobierno tiene muchas cosas que comunicar que no son invenciones", dijo.

Agregó que asume este gran reto con humildad, "venimos a trabajar en equipo con las personas que dan su día a día por llevar adelante el oficio de la comunicación con ahínco y entusiasmo, vamos a complementar el trabajo que va venía implementándose. Hay unas líneas que el presidente ha comunicado que vamos a desarrollar en el más breve tiempo posible".






No hay comentarios:

Publicar un comentario